tarot arcanos

Tarot de Papus (Tarot bohemios)

Dr Gerard-Anaclet-Vicent Encause, a pesar de haber sido reconocido como un excelente médico, decide abandonar su carrera para dedicarse de pleno al ocultismo. Se transforma de esta manera en uno de los mayores y más renombrados escritores, a tal punto de ser llamado “Balzac del Ocultismo”.

Fue un gran defensor del origen egipcio del Tarot, sintiendo la influencia de Court de Gebelein, además de estar muy bien formado en la Cábala y la Numerología.

Las cartas del Tarot de Papus son, para los que se han dedicado a la predicción transmitida a través de los llamados bohemios o gitanos desde las épocas más lejanas, la Biblia de las Biblias.

Les ofreció con su trabajo la posibilidad de poder vivir de una manera más fácil, ya que con ellas podían determinar los augurios y los designios del destino, interpretando las lecturas del Tarot, a la vez que gozaban de un momento de ocio porque también les servía como entretenimiento.

El célebre ocultista, el doctor Gerard Encausse (1866-1916) conocido con el nombre de Papus, ya que acostumbraba a firmar con este nombre sus famosísimos escritos, fue quien ha revelado todos y cada uno de los misterios y secretos que pertenecen a este Tarot, el famoso Tarot de los Bohemios.

Las bases sintético-simbólicas de todos los pueblos antiguos fueron el fundamento de su gran libro de Tarot, que adquirió un significado cosmológico, filosófico, iniciativo y adivinatorio. Es de considerar que los grandes pensadores, a diferencia del hombre común que solo tomaba la totalidad de las cartas como un mero pasatiempo, comienzan nuevamente a encontrar en el Tarot el compendio de una tradición esotérica ya olvidada.

Esta obra, (considerada clásica dentro de lo que es el tema esotérico), el Tarot de los bohemios más conocida como el Tarot de Papus que fue creada en 1889, está respaldada por la interesante y erudita labor de un prestigioso y notable médico y cabalista que se encargó de hacer una minuciosa investigación, consultando a las más inminentes autoridades y a las más diversas fuentes en la materia.

Como cirujano Mayor del Ejército Francés se le obliga a Papus intervenir en los comienzos de la primera Guerra Mundial, donde muere de modo heroico de puro agotamiento, desempeñando su labor médica.