tarot arcanos

Tarot de Carlos VI

Este Tarot fue considerado durante mucho tiempo uno de los más antiguos tarots del mundo, ya que se creía que habían sido creados alrededor del Siglo XIV, hasta que se comprobó que su origen se remontaba a finales del Siglo XV y comienzos del Siglo XVI, época en la que se había hecho muy popular en Europa.

Se dice que durante esta época se jugaba con mazos de 78 a 97 naipes, pero que a partir del siglo XVIII se estableció, de manera oficial, el uso de 78 cartas. Estas cartas se distribuían en cuatro series de 14 cartas "inferiores", que determinaban desde el as al rey, y corresponderían a los Arcanos Menores y 22 cartas “maestras”, que serían los Arcanos Mayores.

Este Tarot fue creado por el rey de Francia, Carlos VI, quien le encargó tres juegos de naipes a Jacquemin Gringonneur. En esta época Jacquemin Gringonneur pertenecía a la corporación de iluminadores y pintores de imágenes religiosas. Cabe señalar que para esos tiempos ya las cartas se vinculaban al simbolismo religioso. Gringonneur se denominaba a sí mismo como un fabricante de naipes.

Según cuenta la leyenda, Gringonneur, a su vez, las habría realizado por mandato de Odette. Odette era una de las amantes del soberano quien las habría encargado para que sirvieran de entretenimiento al mismísimo rey, durante sus horas de ocio.

En la actualidad muchas de las cartas se han perdido, de esos juegos solo han llegado diecisiete cartas de cada uno, faltan unos cuantos Arcanos Mayores y todos los Arcanos menores con excepción de la Sota de Espada.

Aún incompleto en la actualidad, este mazo es altamente reconocido como una da las tantas reliquias que se conservan de los distintos Tarots, y se lo expone en Paris, más precisamente en la Biblioteca Nacional.